SOSTENIBILIDAD

El compromiso global que guía nuestro día a día

La sostenibilidad como concepto, se refiere al equilibrio de una especie con los recursos de su entorno. Como sociedad nos enfrentamos a unos retos ambientales de gran envergadura y que requieren soluciones complejas a diferentes niveles.

La mayor institución de estudio para el cambio climático, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC), ha estimado que apenas tenemos una década para evitar que la situación sea irreversible, un dato que demuestra que el tiempo se está agotando y que se precisan medidas urgentes para mitigar los efectos del cambio climático en nuestro planeta, ya no solo a largo plazo, sino de forma inmediata.

Hoy en día, a las empresas les toca jugar un rol a favor del desarrollo sostenible, es decir, a favor del equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento responsable de los recursos naturales. Las empresas deben pasar a formar parte activa de la solución a los desafíos sociales para rodearse de un entorno mas estable y mejor.

"Los inicios de ESERSA se relacionan directamente con el compromiso de la sostenibilidad, desarrollando desde hace 30 años proyectos vinculados a las energías renovables y al desarrollo sostenible."

Hay una razón clara para este compromiso. Según las previsiones que manejan diferentes organismos internacionales, en el año 2050 la población mundial habrá pasado de los 7.000 millones de habitantes actuales a los 10.000 millones. De esa cifra, nada menos que tres cuartas partes vivirán, con toda seguridad, en ciudades y entornos urbanos, alejados de las zonas rurales y, como todos sabemos, con mayores problemas de contaminación.

Hasta el momento, el modelo de crecimiento mundial, no ha logrado disociar desarrollo económico e impacto medioambiental, de ahí el interés de evolucionar los sistemas tradicionales de generación hacia sistemas no contaminantes.

El planeta entero se encuentra ante el reto de controlar el cambio climático y la estrategia en la que hemos coincidido de forma unánime es mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. En esta batalla contra el cambio climático sabemos dónde debemos llegar, pero aún no sabemos cómo ni cuándo.

Es necesario planificar una transición hacia un nuevo modelo que, permitiendo alcanzar el objetivo de la sostenibilidad, sea compatible con los otros dos objetivos tradicionales de política energética, como son la competitividad y la seguridad de suministro.

En ESERSA estamos convencidos de que la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero sólo será posible si introducimos en nuestra “dieta energética” una creciente cantidad de energías renovables y desde esta certeza, trabajamos cada día al servicio de este compromiso mundial que también es nuestro.